Mes: noviembre 2012

Invasiones extraterrestres en (cf)3

Invasiones extraterrestres en (cf)3

Sigo un poco comentándoos las actividades que va realizando el Club Català de Ciència-ficció i Fàndom (también conocido como cf al cubo).

La última actividad de este club a la que he asistido ha sido una dedicada a las invasiones extraterrestres. Dicha actividad tuvo lugar el domingo día 11 de noviembre en el centro cívico L´Espai Cultural Kursaal de Montcada i Reixac.

La verdad es que hacía tiempo que no se realizaba una actividad en ese casal. Así que aparte de tener interés en la actividad “per se”, tenía un interés nostálgico en volver a aquel lugar.

Al poco de constituirse la asociación, se fijó la sede de la misma en dicho casal, y durante mucho tiempo todas las actividades se llevaron a cabo en ese lugar. Hasta que la dichosa crisis provocó unos recortes que hicieron que el casal no abriera los fines de semana, salvo en contadas ocasiones. Lo cual es una lástima, porque es un casal bastante bien comunicado y con unas instalaciones muy nuevas, amplias y prácticas, las cuales parecen estar algo desaprovechadas por esta circunstancia.

Invasiones extraterrestres en (cf)3

La actividad comenzó con una introducción de uno de los socios de la entidad, el cual se encargó de prepararla y presentarla. Como es conocido, el tema ha dado mucho de sí, sobre todo en la literatura de ciencia-ficción. Así que nuestro conferenciante empezó hablándonos del clásico La guerra de los mundos de H.G. Wells.

Como la actividad estaba planteada principalmente como un audio-visual, nuestro socio y amigo nos puso un fragmento de la popular adaptación radiofónica que hiciera el gran Orson Welles en 1939 de la obra de H.G. Wells. Luego siguieron unos pocos ejemplos más de como el cine había tratado el tema, en películas tales como Ultimatun a la Tierra, Independence Day o la más reciente Skyline.

Después se pasó al “plato fuerte” de la charla, que fue una proyección de un documental sobre el tema. Dicho documental explicaba mediante entrevistas a científicos y otros expertos en el tema, como la humanidad podría afrontar una invasión alienígena.

El documental empezaba explicando cómo detectaríamos la llegada de una flota alienígena a nuestro sistema solar. Seguidamente, en el documental se teorizaba sobre las posibles intenciones de los seres venidos de otra parte del universo. Escogiendo la opción de que se tratara de una flota hostil que tuviera la intención de invadir el planeta sin destruirlo totalmente. Explicando también que medidas violentas tomarían estos seres alienígenas.

Invasiones extraterrestres en (cf)3

La proyección estaba dividida en dos partes, y ya al final de la primera parte, lo mostrado en el documental provocó un animado debate.

La proyección además de contar con la opinión de expertos científicos, contenía logradas recreaciones, aunque un tanto repetitivas, de lo que se iba narrando. Muchas de las cuales me recordaron imágenes de la serie Falling Skies. Y como sucede en dicha serie de televisión, quizás el documental era un tanto optimista con lo que ocurriría y de cómo la humanidad resistiría y repelería el ataque invasor.

Looper: cerrando el bucle

Looper

El otro día fui a ver Looper. Pensaba que no podría verla en cine ya que lleva tiempo en cartel, pero imagino que las buenas críticas, con las que coincido, han hecho que esté más tiempo en pantalla.

A mí personalmente me gustan mucho las historias de viajes en el tiempo (quizás también por deformación profesional), y yo mismo he escrito algún relato más o menos trekkie, tratando el tema. Realmente, cuando estamos ante una narración de viajes en el tiempo, es complicado que al final acabe de cuadrar todo, sobre todo si aparecen una o varias paradojas temporales. En el film creo que lo consiguen bastante. Aunque al final hay algún detalle que a mí personalmente no me acaba de cuadrar del todo.

El final de Looper quizás es un poco como el del film de Christopher Nolan: Origen (Inception, 2010), donde pueden haber un par o más de interpretaciones, y donde curiosamente también aparece el protagonista de Looper, Joseph Gordon-Levitt. Y según la interpretación que creamos más acertada, puede ser que falte algún detalle por aclarar. Por ejemplo, hay un momento hacia el final de Looper, en el que se insinúa que la misma persona coincide con otros dos suyos. Pero pienso que no se aclara del todo como es que uno de ellos está allí también con los otros dos.

Bruce Willis in Looper

Bruce Willis en una de las escenas de Looper.

La película está ambientada principalmente en el 2044, aunque al tratarse de un film de viajes en el tiempo, en algún momento también se muestra un futuro más lejano, concretamente treinta años después. Como nos muestran el futuro del 2044, creo que es bastante acertado. Pues se trata de un futuro lleno de pobreza, y de cantidades ingentes de lo que en el film llaman “vagabundos”. La peli la vi doblada, y no sé si en inglés hablan de “homeless”. Es un poco como lo que ocurre en la película La carretera (The Road, 2009), aunque quizás no tan exagerado claro. También en este futuro cercano de 2044 aparecen muchos coches eléctricos, y otros que parecen “tuneados” con placas solares.

Lo que no me acaba de cuadrar tanto es que aparecen motos voladoras. ¿Pensáis que de aquí a unos treinta años tendremos motos voladoras? Coches está claro que no, ¿pero motos? Recuerdo que en el último film de Star Trek (2009) salía alguna moto voladora, pero yo diría que la escena de la moto voladora de Star Trek es como de aquí unos 100 – 120 años mínimo.

A mí también me gusta mezclar géneros, y en Looper creo que lo hacen también muy acertadamente. La película además de ser de viajes en el tiempo, comienza como un film de mafiosos y asesinos. Luego cambia de un paisaje principalmente urbano, a otro idílico en el campo, donde una bella dama intenta protegerse de las hordas de indigentes que mencionábamos antes. Unas hordas un tanto zombicicadas, recordándome en este punto a la segunda temporada de The Walking Dead, donde los protagonistas también se refugiaban en una granja aislada en el campo.

Curiosamente, y esto quizás también pueda sorprender un poco, Looper, de película de mafiosos, toma una deriva en la mitad del metraje hacia el cine de terror, tipo Carrie o incluso quizás El resplandor.

looper

¿Es acertado el papel de Joseph Gordon-Levitt en el film?

En cuanto a los actores, destacar al ya mencionado Joseph Gordon-Levitt, el protagonista, que realmente no creo que guarde ningún parecido con Bruce Willis, que representa que es su yo futuro. Pero Gordon-Levitt parece esforzarse en imitar al genial Bruce Willis en ciertas poses y muecas típicas de este actor, así como de darle a su personaje un aire general de tipo duro e irónico.

En resumen, estamos ante una muy buena historia de viajes en el tiempo, llena de acción y en algunos momentos terror, que gustará especialmente a los aficionados a la ciencia-ficción y a los que les gusta la mezcla de géneros.

[Arriba]

El relato número 13 y otros Jones

Tribbles

Resulta que hace ya un tiempo, se me escacharró el PC, perdiendo bastantes relatos de los míos (aunque de algunos por suerte tenía “copia de seguridad”) ya que tuve que formatear el disco duro. A partir de ahí, no sé muy bien porque fue, cuando empezaba a escribir algún nuevo relato, luego guardaba el archivo con el nombre de Sin título.

El primero con el que hice esto, el archivo se llamó Sin título 1, como es evidente. Y a partir de ese “escacharamiento peceril” fui guardando los relatillos que iba haciendo como Sin título 1, luego Sin título 2, y así sucesivamente. También es verdad, que de entrada los relatos no suelen tener título o tener un título “oficial”, así que llamarlos Sin título ya me parecía bien. Alguna vez, se me ha ocurrido primero un título, y luego a partir de ese título he escrito una historia, pero vamos, no suele ser lo más habitual.

El caso es que actualmente voy por el Sin título 13, y hoy me he dado cuenta que también es día 13, y además Martes, Martes 13. Así que me he puesto a contar cual sería el relato número 13 dentro de toda la “saga” del piloto Jim. Y resulta que es el relato titulado Tres tristes tribbles. Que precisamente es uno de estos de los que no conservo copia alguna (creo).

Es un relato de los antiguos, de la etapa inicial del piloto Jim, de cuando era piloto “de verdad”, en una nave estelar de la Flota Estelar, claro, la USS Olympus, concretamente. Por aquel entonces me salían relatos bastante trekkies, y claro, pensé: pues hago yo también un relato con tribbles, que es una cosa muy trekkie, ya que toda serie y saga trekkie tiene su historia con tribbles. Pues aparte de salir en la Serie Original de los años 60, luego salieron también en la serie de animación, y años después en Star Trek: Deep Space Nine. Así como, en la serie Enterprise, y fugazmente en alguna que otra película de la saga.

¿Os imagináis la que se puede liar con unos tribbles y el Sr. Jim? Está claro que los tribbles, esos animalejos peludos de Star Trek, son un claro antecedente de los Gremlins, y por tanto en malas manos, pueden causar grandes males.

Creo recordar que el personaje de Cyrano Jones es el que hace que salgan por primera vez los tribbles en Star Trek, en el mítico episodio “Trouble with Tribbles”, emitido por primera vez el 29 de diciembre de 1967. Y claro, como yo tengo también al profesor Jones, hice que tuvieran cierta relación… Está claro que si los dos se llaman Jones de apellido, es que son familia. Aunque claro yo a “mi Jones” le llamé así en honor a Indiana, Indiana Jones, que como todos sabéis es también profesor. Pero bueno, va bien que mi Jones sea científico, que así también la puede liar parda con los tribbles.

[Arriba]

Deliciosa jornada doctorwhovera

Cartel de la actividad

Como muchos de vosotros sabréis, soy socio desde su fundación del Club Català de Ciència-ficció, Fantasia i Fàndom, también conocido como (cf)3 o cf al cubo o incluso como cf3. Como su nombre indica es un club que abarca varias temáticas dentro de lo que se ha dado en llamar subcultura o cultura dispersa. Así que dentro del mismo club hay pequeños grupos temáticos formados por socios de dicha entidad, denominados “universos”.

Hay por ejemplo universos dedicados a Harry Potter, El señor de los anillos, Star Trek (siendo la mayoría de personas que forman este grupo provenientes de la extinta agrupación T de Trekkies), Rol, etc.etc. Yo diría que el universo más activo es el llamado universo “Manga”, que recientemente nos deleitó y aterrorizó con su tradicional Halloween a la japonesa. Pero claro, el tema que nos ocupa en esta ocasión, es el universo de Dr. Who. Un universo de reciente creación.

Cartel Dr. Who

Cartel de la actividad inicial sobre el Dr. Who.

Creo que el germen de este universo lo podemos situar hace ya tiempo, concretamente el 9 de abril de 2011, cuando se realizó una actividad dedicada a esta popular serie británica. Dicha actividad consistió en explicar el origen de la serie así como hacer un repaso a todos los doctores de la serie.

Como se vio que había bastante gente interesada en este tema, el 10 de junio del 2012 se realizó una nueva actividad, pero esta vez dedicada a la serie Torchwood, popular spin-off de Dr. Who. En esta ocasión ya de cara a formar un universo sobre este tema en concreto, aparte de aprovechar para hablar del origen de la serie de Torchwood y ver un episodio de la misma.

Fundación del Universo Dr. Who.

Fundación del Universo Dr. Who.

Tras este acto fundacional, y después de hablar largo y tendido entre los miembros de dicha nueva colonia, se decidió hacer una actividad más en “petit comité”, y más de carácter privado. Dicha actividad tuvo lugar el pasado día 28 de octubre en casa de dos de los miembros del grupo, sita en la bella localidad de Sant Adrià del Besós. Nuestra idea principal era ver algún episodio de la serie, por supuesto, así como hablar someramente sobre el futuro de nuestra actividad colonial.

Una de las personas más activas del grupo consiguió los primeros episodios de la serie, fechados en 1963. Y decidimos verlos. Así la velada empezó con el primer episodio, titulado An Unearthly Child, y cuya deriva troglodítica no nos acabó de convencer del todo. La serie en sus comienzos tenía estructura de serial clásico, con varios episodios cortos que iban continuando una historia algo más larga durante varios capítulos diarios. Empezamos con ganas el primer episodio, descubriendo dicha estructura serializada, así como al primer Doctor de la serie, su histérica nietecita y otros aspectos interesantes de los inicios de la serie.

Posteriormente el interés fue decayendo, porque está visto que la televisión de los años 60 poco tiene que ver con la televisión actual, mucho más dinámica y compleja en estructura y guión. En el tercer episodio desistimos de continuar con el serial. Pero en cambio pudimos hacer un salto generacional y seguir viendo episodios pero esta vez un capítulo de la recién estrenada séptima temporada del renacimiento de la serie acaecido en el 2005 (gentileza nuevamente de nuestra “arqueóloga” televisiva). Así como elipsis temporal que abarcaba unos 50 años, dimos el salto de los primeros episodios a los últimos. Lo cual nos pareció muy acertado, dado el estilo viajero espacio-temporal de esta mítica serie.

Merienda-cena doctorwhoviana

Merienda-cena doctorwhoviana.

La velada terminó con un estupendo ágape, que incluía varios deliciosos daleks chocolateados, gentileza de otro habilidoso miembro del “universo”, los cuales fueron “exterminados” con voracidad dado su exquisito sabor, y a pesar de que algunos “componentes” de los mismos no parecían digeribles del todo.

Daleks chocolateados

Daleks chocolateados

[Arriba]

Nota del autor sobre el relato The Romulan Way: A lo romulano

Pájaro de guerra romulano

Introducción.

Tengo la extraña costumbre, desde hace ya un tiempo, de escribir una nota final al terminar la redacción de algún relato. Dicha nota la suelo llamar: “la casi siempre acostumbrada nota final del Autor”.

En dichas notas suelo explicar someramente, algún detalle del relato en cuestión, detallando si fuera necesario el origen de la narración o el hecho que inspira algún pasaje del escrito, así como, en ocasiones, alguna anécdota al respecto.

En su día decidimos, mi editora y yo, que dichas notas no se publicaran en los libritos recopilatorios de las aventuras del piloto Jim, pero ahora he pensado publicarlas en este medio actual, llamado la Web 2.0, para deleite de lectores y estudiosos de mi obra (si los hubiere, claro). Aquí tenéis la nota que escribí en su día, sobre el relato A lo romulano, pero antes quisiera haceros una…

Advertencia.

Antes de la lectura de esta nota, se recomienda la lectura previa del relato titulado A lo romulano (que podéis encontrar aquí), incluido en la obra recopilatoria: Relatos del piloto Jim (Editorial 3Quartans, 2006), ya que esta nota contiene varios “spoilers” sobre dicho escrito. Advertidos quedan, osados lectores.

Ahora sí, la nota.

Buenas, pues aquí tenemos, una nueva “entrega” de las Aventuras del Sr. Jim o Mr. Jim. Una nueva y apasionante, espero, aunque para mí lo ha sido (lo es?), aventura, llena de ídem claro. Esta nueva y apasionante… por si no ha quedado claro, “historia”, forma parte a su vez, vamos, aparte de formar parte de la Gran Saga del Sr. Jim, de la mini-saga (de momento) de Jim&Xeni, por llamarle de alguna manera. Mini-saga, recordemos, formada por el momento, por: el relato Nostalgia Time (por los pelos, vamos), El Dulce Sabor de la Derrota, Acto de Desaparición y La gata sobre el tejado de Zinc caliente. Y ahora The Romulan Way, claro.

En el anterior “episodio” creo que el personaje de Xeni no salía muy bien parado…. vamos, que el papel que tiene no es muy positivo, a mi entender, claro. En cambio, en esta nueva y apasionante (hacia ya rato que no lo decía, eh?) historia, dicho personaje tiene un papel más interesante, más positivo (sin duda). Convirtiéndose en la verdadera protagonista de la historia.

Pues si recordamos anteriores “aventuras” del Sr. Jim, sobre todo las de una primera etapa, era él mismo el que se dedicaba a rescatar a damiselas en peligro. En este caso, en cambio, tiene que ser Xeni-Guay, en buena medida, quién se encarga de rescatar al pobre Jim. Aunque claro está, el Sr. Jim hace lo que puede y también tiene sus “momentos estelares”, claro está. Sobre todo teniendo en cuenta que Xeni tarda un ratillo en aparecer como ya ocurría en La gata sobre…., aunque en La gata sobre… no tarda tanto en salir como aquí, eso sí.

Disruptor romulano

No quisiera que sonara a amenaza, pero ya tengo medio pensada otra historia, que en cierta manera, también espero que sea una continuación de este escrito. Quién sabe, tal vez algún día se me ocurra juntar varias historias de estas y montar una novelucha, cortilla, me supongo [tal hecho ocurrió finalmente en el 2006, dando lugar al librito: Relatos del piloto Jim].

Hacía ya bastante tiempecillo que quería hacer algo así como onírico, a inspiración de los añorados relatos de la Consejera Richards, y aprovechando la idea esa que se menciona en el escrito, sacada de un episodio de Batman. Idea que tiempo después también vi en un episodio de Deep Space Nine, aunque no era exactamente lo mismo. Bueno, aparte de que haya tenido últimamente unos sueños extrañísimos (como tienen que ser los sueños, claro), que en algún caso han rozado lo pesadillesco.

El tema de los sueños es un tema que siempre he considerado interesante y en cierta medida apasionante…. Ah, también es verdad que hace poco vi el film Femme Fatale, del casi siempre interesante Brian de Palma, que es un director que también suele tender a los onírico.

En fin, que espero que hayan disfrutado del escrito, y que no sé estén leyendo esta nota final antes del escrito en sí, pues realmente creo que se me ha ido un poco la mano con los “spoilers”…. En cualquier caso salud para todos y espero que nos leamos bien prontillo….

[Arriba]