Star Trek: Imaginando nuestro presente

Los inventos de Star Trek se han convertido en la actualidad en utensilios de uso cotidiano. ¿Pero como es eso...

¿Dónde vender tus obras autopublicadas?

Que suerte ser fantástico: ¿Dónde poner a la venta tus obras autopublicadas? Resulta que últimamente me estoy encontrando bastante gente...

La casa de arenas movedizas

La verdad es que no suelo hacer comentarios de libros… Pero haré una excepción (espero que la primera de muchas)...

< >

Nota del autor sobre el relato The Romulan Way: A lo romulano

Pájaro de guerra romulano

Introducción.

Tengo la extraña costumbre, desde hace ya un tiempo, de escribir una nota final al terminar la redacción de algún relato. Dicha nota la suelo llamar: “la casi siempre acostumbrada nota final del Autor”.

En dichas notas suelo explicar someramente, algún detalle del relato en cuestión, detallando si fuera necesario el origen de la narración o el hecho que inspira algún pasaje del escrito, así como, en ocasiones, alguna anécdota al respecto.

En su día decidimos, mi editora y yo, que dichas notas no se publicaran en los libritos recopilatorios de las aventuras del piloto Jim, pero ahora he pensado publicarlas en este medio actual, llamado la Web 2.0, para deleite de lectores y estudiosos de mi obra (si los hubiere, claro). Aquí tenéis la nota que escribí en su día, sobre el relato A lo romulano, pero antes quisiera haceros una…

Advertencia.

Antes de la lectura de esta nota, se recomienda la lectura previa del relato titulado A lo romulano (que podéis encontrar aquí), incluido en la obra recopilatoria: Relatos del piloto Jim (Editorial 3Quartans, 2006), ya que esta nota contiene varios “spoilers” sobre dicho escrito. Advertidos quedan, osados lectores.

Ahora sí, la nota.

Buenas, pues aquí tenemos, una nueva “entrega” de las Aventuras del Sr. Jim o Mr. Jim. Una nueva y apasionante, espero, aunque para mí lo ha sido (lo es?), aventura, llena de ídem claro. Esta nueva y apasionante… por si no ha quedado claro, “historia”, forma parte a su vez, vamos, aparte de formar parte de la Gran Saga del Sr. Jim, de la mini-saga (de momento) de Jim&Xeni, por llamarle de alguna manera. Mini-saga, recordemos, formada por el momento, por: el relato Nostalgia Time (por los pelos, vamos), El Dulce Sabor de la Derrota, Acto de Desaparición y La gata sobre el tejado de Zinc caliente. Y ahora The Romulan Way, claro.

En el anterior “episodio” creo que el personaje de Xeni no salía muy bien parado…. vamos, que el papel que tiene no es muy positivo, a mi entender, claro. En cambio, en esta nueva y apasionante (hacia ya rato que no lo decía, eh?) historia, dicho personaje tiene un papel más interesante, más positivo (sin duda). Convirtiéndose en la verdadera protagonista de la historia.

Pues si recordamos anteriores “aventuras” del Sr. Jim, sobre todo las de una primera etapa, era él mismo el que se dedicaba a rescatar a damiselas en peligro. En este caso, en cambio, tiene que ser Xeni-Guay, en buena medida, quién se encarga de rescatar al pobre Jim. Aunque claro está, el Sr. Jim hace lo que puede y también tiene sus “momentos estelares”, claro está. Sobre todo teniendo en cuenta que Xeni tarda un ratillo en aparecer como ya ocurría en La gata sobre…., aunque en La gata sobre… no tarda tanto en salir como aquí, eso sí.

Disruptor romulano

No quisiera que sonara a amenaza, pero ya tengo medio pensada otra historia, que en cierta manera, también espero que sea una continuación de este escrito. Quién sabe, tal vez algún día se me ocurra juntar varias historias de estas y montar una novelucha, cortilla, me supongo [tal hecho ocurrió finalmente en el 2006, dando lugar al librito: Relatos del piloto Jim].

Hacía ya bastante tiempecillo que quería hacer algo así como onírico, a inspiración de los añorados relatos de la Consejera Richards, y aprovechando la idea esa que se menciona en el escrito, sacada de un episodio de Batman. Idea que tiempo después también vi en un episodio de Deep Space Nine, aunque no era exactamente lo mismo. Bueno, aparte de que haya tenido últimamente unos sueños extrañísimos (como tienen que ser los sueños, claro), que en algún caso han rozado lo pesadillesco.

El tema de los sueños es un tema que siempre he considerado interesante y en cierta medida apasionante…. Ah, también es verdad que hace poco vi el film Femme Fatale, del casi siempre interesante Brian de Palma, que es un director que también suele tender a los onírico.

En fin, que espero que hayan disfrutado del escrito, y que no sé estén leyendo esta nota final antes del escrito en sí, pues realmente creo que se me ha ido un poco la mano con los “spoilers”…. En cualquier caso salud para todos y espero que nos leamos bien prontillo….

Related Post

Etiquetas:

Los comentarios están cerrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *